Redirecciones 301 y 302, ¿qué son y cómo afectan al SEO de tu web?

Redirecciones 301 y 302, ¿qué son y cómo afectan al SEO de tu web?

Dirigir al usuario a las páginas correctas es imprescindible pero en ocasiones sucede algún problema y, por ello, debes trabajar con redirecciones en SEO. Ten en cuenta que estas son las que te permiten indicarle tanto a usuarios como buscadores la ubicación actual en la que se encuentra el contenido al que desean acceder.

No hay nada más molesto para un visitante que ingresar en un sitio web y que este les arroje un error sin redirigirlos a otra página. Así que si has movido un contenido de forma temporal o permanente de tu site, lo más oportuno y efectivo es que trabajes con las redirecciones 301 y 302.

Debes tener presente que las redirecciones en SEO representan una parte activa de la optimización de tu sitio web. Por lo tanto, si las utilizas de manera indebida puedes perjudicar gravemente la visibilidad. Y también puede provocar que pierdas muchos visitantes que se encontraron con ese error.

Descubre más sobre las redirecciones en SEO

Cuando se habla de las redirecciones en SEO se hace referencia, sobre todo, a las conocidas como 301 y 302. Estas son una forma de indicarle al crawler de Google o a su robot rastreador que la URL de tu página web ha cambiado de manera permanente o temporal.

En teoría es como hacer una especie de reenvío, de modo que cuando el usuario carga la URL antigua u original, automáticamente es redirigido a la dirección nueva. La idea de esto es que el visitante ni se percate de que realizaste este tipo de modificación en determinado contenido.

Considera que si no haces esto y mueves o eliminas la URL, cualquier usuario que posee la dirección anterior verá un error. Además, también debes pensar en los backlinks que apuntaban a esa dirección y te están dando buenos resultados que no deberías perder.

Redirección 301

Redirección 301 en SEO

Se trata de una redirección de tipo permanente, la cual es usada cuando la dirección URL de una página se ha modificado. Esta fórmula también sirve para crear una nueva página con contenido actualizado de otra que ya existe. De este modo, puedes evitar que Google penalice el ranking de esas páginas por contenido duplicado.

¿Qué pasa cuando aplicas una redirección 301 a una URL que está bien posicionada? Cuando el bot de Google u otro buscador visite esa página, entenderá que la URL ya está obsoleta. Y posteriormente, la sustituirá por la nueva URL a la que apunta la redirección.

Ten en cuenta al momento de hacer una redirección 301 que Google asume que ya cuentas con una nueva URL que mantiene el mismo peso y autoridad que acumuló la anterior.

¿Cómo aplicar la redirección 301?

Ahora verás algunos de los casos en los que puedes recurrir a una redirecciones en SEO, en este caso a la 301:

  • Cuando tienes que llevar a cabo un cambio de dominio.
  • Al ejecutar un cambio en las URL para que sean semánticas o amigables.
  • Sacarle provecho al posicionamiento de un post antiguo que ya está obsoleto, de modo que puedas crear un artículo nuevo con un contenido de mayor calidad y actualizado.
  • En caso que desees hacer un cambio de estructura de la arquitectura web.
  • Para resolver o prevenir problemas por contenido duplicado, suele suceder cuando se hace cambio del nombre de dominio.
  • Solucionar las canibalizaciones entre dos o más páginas, esto ocurre cuando tienen contenido muy similar. O también al competir por las mismas keywords.
  • Implementar las SSL y hacer una migración de http a https.

Cabe destacar que cuando ya aplique tus redirecciones, no es necesario que estén permanentemente activas. Se estima que en seis meses ya se habrían propagado todas las nuevas URL a Google. Sin embargo, es mejor esperar un año antes de empezar a eliminarlas.

Redirección 302

Redirección 302 en SEO

En el caso del código 302, se refiere a una redirección temporal y a diferencia de la 301, no se traspasa la fuerza del SEO a la nueva URL. La razón de esto es que esta redirección está diseñada para utilizarse cuando existe la necesidad de redirigir contenido a una página que no será la definitiva.

Por lo tanto, una vez eliminada la redirección, la página original no perderá su posicionamiento en los buscadores. Pero es importante resaltar que entre las redirecciones en SEO, esta no es tan habitual. Sin embargo, puede servirte en estos casos:

  • Al darte cuenta de que hay un contenido erróneo en una página, mientras lo solucionas puedes redirigir al usuario a otra página que le resulte de interés.
  • Cuando se presente un ataque a tu sitio web y necesite la restauración de alguna de las páginas. La redirección 302 puede ayudarte a minimizar la incidencia.

Errores recurrentes en las redirecciones 301 y 302

Errores recurrentes en las redirecciones 301 y 302

Ya que sabes lo qué son las redirecciones en SEO y cuándo es oportuno usar la 301 y la 302, es hora de que también conozcas cuáles son esos errores más comunes, de modo que puedas evitarlos:

1.- Redirecciones en la malla interna

Una de los aspectos que debes cuidar es el de no mantener estos URLs de malla en el sitio, aun cuando la redirección cumple con redirigir de la página origen a la página destino. En caso de que la página de origen permanezca accesible dentro del sitio, la malla interna (enlaces internos) se vuelve más lenta y sirve al rendimiento general de SEO.

Aquí debes tener en cuenta dos factores importantes:

  • Verificación: al momento de la auditoría se utiliza un rastreador para localizar todas las URL presentes en los enlaces del sitio y se redirigen. Luego de eso, obtienes una lista con la URL de origen y la URL de destino de la redirección.
  • Corrección: debes obtener los enlaces entrantes de estas URL de origen para saber qué páginas enlazan con la de origen. Después modificas todos estos enlaces para que apunten directamente a la página destino. Los inlinks están disponibles mediante el crawler.

De acuerdo al número de URLs afectadas, la acción puede tener un gran impacto en el rendimiento SEO de tu sitio. Si siempre se trata del del mismo caso de uso o tipo de página, entonces vas a necesitar establecer una solución permanente, ya que parece un problema recurrente. 

También debes tener cuidado con algunos casos especiales pues, en ocasiones, los 302 se usan para redirigir temporalmente. Si este llega a ser el caso, no hagas nada, porque corres el riesgo de volver a poner todo como antes.

2.- Muchos 302 inadaptados

Si usas los redireccionamientos 302 debes hacerlo de forma moderada cuando se trata de una operación temporal. Pero jamás debes usarlos en caso de ser un redireccionamiento permanente. Ahora bien, si durante una comprobación mediante un crawler se hallan muchos 302 inadecuados, tendrás que cambiarlos a 301. 

3.- Otros códigos de redireccionamiento

Uno de los errores más extraños de redirecciones en SEO se presenta cuando hay varios códigos con cada uno de sus usos. Tal es el caso de los códigos de redireccionamiento 303, 304, 307 y 308, los cuales cumplen funciones diferentes, aunque algunas similares.

Así que si la auditoría o exploración por parte de un robot de rastreo pone de manifiesto estos códigos, tienes que contactar con tu equipo técnico para averiguar la causa. En cualquiera de los casos, lo recomendable es que los elimines de la malla interna, igual que en el error 1 de las redirecciones.

¿Cómo afectan las redirecciones al SEO?

Cómo afectan las redirecciones al SEO

Es importante saber cómo las redirecciones 301 y 302 pueden afectar el SEO de tu sitio web. Cuando utilizas la redirección 301, Google se encarga de eliminar la página anterior de su índice y la mayor parte del valor del enlace de esa página se transfiere a la nueva.

Pero considera que en cada oportunidad en que muevas una página de una URL a otra, los motores de búsqueda tardarán algún tiempo en notar el cambio. Por lo tanto, también se demorarán en ver cualquier impacto o modificación potencial en las clasificaciones.

Ahora cuando usas las redirecciones 302, ninguno de tus esfuerzos de SEO se verán perjudicados. Ten en cuenta que cuando se selecciona este tipo de redireccionamiento, la página original permanece indexada en Google. Esto quiere decir que no se transfiere ningún valor a la nueva URL porque el buscador sabe que esto es solo temporal.

Por lo tanto, se mantendrán las clasificaciones, el valor del tráfico y la autoridad que tiene dicha página. Sin embargo, se pueden presentar problemas cuando las personas no conocen la diferencia entre los dos y eligen un 302 para redirigir un sitio de forma permanente. Estarían creando un nuevo sitio web o página y no transferirían nada del valor acumulado en el tiempo.

Aplica las redirecciones en SEO

Comprender las diferencias que hay entre las redirecciones en SEO, tanto la 301 como la 302, es fundamental porque sabes cuál es la que debes aplicar dependiendo el caso. La función de una hace que el cambio sea permanente, mientras que la de la otra es temporal. 

Tu SEO puede verse afectado solo si haces mal uso de estos redireccionamientos. Por eso, es tan importante que comprendas muy bien en que situaciones es oportuno usar cada una de ellas. De lo contrario, solo arruinarás los esfuerzos que has dedicado a tu web.

Pero si quieres aprovechar para optimizar tu estrategia, puedes hacerlo contratando el servicio de SEO off Page que ofrecemos en Antevenio. Así podrás mejorar el posicionamiento de tu web de forma orgánica a través de técnicas eficaces.

Share this post