Palabras clave de baja competencia: cómo encontrarlas

Palabras clave de baja competencia: cómo encontrarlas

Todos quieren estar en los primeros lugares de los buscadores usando keywords competitivas, pero pocos piensa en las palabras clave de baja competencia. Si estás comenzando en el mercado, es la alternativa más recomendable. De lo contrario, será muy complicado y costoso que te posiciones.

Los que inician con una nueva web desean resultados en corto plazo. Sin embargo, la realidad es otra, porque para nadie es un secreto que el mundo del posicionamiento SEO, además de demandado, es extremadamente competitivo. Por lo tanto, debes trabajar con una buena estrategia.

Tienes que buscar palabras clave de baja competencia que no sean tan populares como para estar demasiado demandadas dentro de tu sector. Pero, al mismo tiempo, lo suficientemente comunes para que sean capaces de enviar tráfico a tu web. Este es el punto ideal para encontrar una buena posición.

Aprende a hallar palabras clave de baja competencia

Muchas veces por desconocimiento las personas que empiezan a trabajar con su estrategia de posicionamiento buscan las keywords más utilizadas en su industria. Esto acaba siendo un grave error, porque se pueden enfrentar a las empresas más grandes del mercado, y es muy difícil competir con ellas.

Ante esto, lo mejor que puedes hacer es aprender cómo puedes encontrar palabras clave de baja competencia que también te puedan posicionar:

1.- Piensa en temas que desees trabajar

Primero debes pensar en los temas que tratarás en tu site, y esto no es solo en el caso de blogs, sino de cualquier página que tengas en la web. Ponte en el lugar de tu público objetivo para que tengas una visión más clara de cómo te buscarán en Google.

No se trata de adivinar frases exactas, simplemente haz una lluvia de ideas y toma nota de los temas generales que vayan saliendo. Todo dependerá del sector en el que te desenvuelvas, aunque suene extraño solo escribe lo que se te vaya ocurriendo, hasta que llegues a unas 5 a 10.

2.-  Crea una lista de keywords

Crear una lista de palabras clave de baja competencia

Ya teniendo una idea más clara de las temáticas con las que deseas trabajar, lo siguiente es crear una lista inicial de palabras clave. Para esto, lo más recomendable es que te apoyes en una herramienta que te permita obtener un listado de las keywords que usa la web de tu competidor.

Una vez tengas esta información, debes comenzar a buscar por nicho, de modo que puedas hacer un análisis de su rendimiento. Así descubrirás las palabras clave de las que se obtiene tráfico de los motores de búsqueda.

También encontrarás una columna de Keyword Difficulty (KD%), la cual mide la dificultad de competir (si estás iniciando) por la palabra clave que buscaste. Si lo deseas puedes usar filtros para hallar términos de búsqueda más específicos que sean más relevantes para tu empresa. Por ejemplo, pueden ser de volumen o incluso número de palabras por frase.

Hay herramientas que también te permiten evaluar la brecha de palabras clave. De esta manera, puedes compararlas entre dominios y encontrar consultas de cola larga. Todas estas keywords se pueden exportar, así crearás tu lista.

3.- Usar filtros de keywords de alto volumen con menos competencia

Otra de las formas de hallar las palabras clave de baja competencia, es revisando el volumen medio mensual de búsqueda para cada keyword. A través de este tipo de informes, puedes ver cuánto tráfico potencial puedes recibir. Ten en cuenta que mientras más elevados sean tus rankings para los términos de búsqueda de alto volumen, mayor tráfico recibirá tu web.

Debes tener muy claro que la competencia por obtener palabras clave populares es muy alta. Esto significa que de nada sirve que intentes posicionarte con aquellas palabras que no alcanzarás nunca. Lo ideal es que puedas equilibrar el volumen de búsqueda de una palabra y su grado de competencia.

Para ello, nuevamente deberás usar una herramienta especializada que te dé la posibilidad de evaluar la dificultad de palabra clave. Te mostrará un aproximado de lo difícil que puede ser superar a las webs posicionadas en los primeros lugares. Esto en caso de que desees trabajar con el posicionamiento orgánico.

Además del nivel de competencia, debes fijarte en la densidad de anunciantes de pago que utilizan una frase de búsqueda en particular para sus anuncios. Considera que esta es una métrica que específicamente se refiere a la competencia en búsqueda de pago. Sin embargo, puede servirte como un dato representativo.

4.- Conoce la intención de búsqueda

Intención de búsqueda de keywords

Entre los aspectos que debes tener presentes está el de la intención de búsqueda, que es aquello que los usuarios esperan encontrar al colocar una palabra clave. Aunque la keyword sea de baja competencia, existen dificultades a la hora de clasificarla sin crear el tipo de contenido que buscan los buscadores.

Cuando haces una investigación de palabras clave, es fundamental que  estas realmente tengan sentido. Lo que quiere decir que deben coincidir con el de contenido que deseas crear. Para que trabajes mejor tus keywords, es necesario que conozcas los cuatro tipos generales que considera el usuario a la hora de buscar:

  • Informativo: la persona interesada busca la información sobre un tema determinado.
  • Relativo a la navegación: el usuario hace una búsqueda de un sitio web específico.
  • Investigación comercial:  es cuando el usuario está interesado en comprar un producto o servicio en particular, pero no se ha decidido todavía.
  • Transaccional: en este caso, el usuario que realiza la búsqueda lo hace con la intención directa de efectuar una compra.

5.- Evalúa la autoridad del sitio web

Al momento de buscar las palabras clave de baja competencia, ten en cuenta también la calificación de dominio ( DR ). Se encarga de medir  la autoridad de un sitio web en una escala de 0 a 100 en función de su perfil de backlinks. Algunos creen que Google usa algún tipo de métrica de autoridad del sitio web en su algoritmo de clasificación.

Sin embargo, el mismo gigante del Internet lo ha negado, pero las personas no han dejado de tomarlo como referencia. En el caso de algunas palabras clave aparentemente de baja competencia con puntajes KD bajos, verás que las páginas de clasificación superior provienen de sitios web de DR muy altos.

6.- Chequea los vínculos de retroceso de alta calidad

Vínculos de calidad

Son muchos los factores que influyen en la dificultad de las palabras clave. De hecho, también se considera la cantidad de vínculos de retroceso que apuntan a las páginas de mayor rango, pero no su calidad. Para evaluarlo de forma correcta, debes tener en cuenta que incluyen:

  • Relevancia del sitio web y la página vinculada.
  • Autoridad del sitio web y la página vinculada.
  • Colocación de enlaces en la página.
  • Texto de anclaje de del enlace.
  • Seguir frente a estado nofollow.

Si algo es cierto, es que se hace prácticamente imposible tener en cuenta cada uno de estos aspectos, especialmente ,al crear una puntuación de dificultad de kerwords. Por ello, es mejor conservar las cosas simples y consistentes, tan solo con ver el número promedio de dominios de referencia que apuntan a las 10 páginas principales.

Este es el principal motivo por el cual siempre vale la pena verificar de forma manual los perfiles de backlinks de las páginas de mayor rango. Recuerda que la cantidad no lo es todo, pero la calidad es imprescindible.

7.- Aprovecha los fragmentos destacados

Fragmentos de la palabra clave

Durante este proceso de búsqueda de las palabras clave indicadas para tu negocio, puedes echarle un vistazo a otros aspecto más. Específicamente, a qué keywords desencadenan funcionalidades como los fragmentos destacados o las respuestas instantáneas.

¿Qué son los fragmentos destacados? Se trata de las respuestas destacadas que aparecen en la parte superior de los resultados de búsqueda de la página. Estos suministran a los buscadores una respuesta antes de que hayan hecho clic en un resultado.

Considéralos con una oportunidad para el SEO, así que anota cada palabra clave en tu listado que tenga un fragmento destacado. Recuerda que si haces tu contenido de la forma adecuada, hay mayores posibilidades de que obtengas un fragmento destacado con tu enlace.

Si te preguntas qué puedes si trabajas con una keyword de baja competencia que posea un fragmento destacado en los resultados de búsqueda:

  • Sacarle provecho al potencial de la parte superior de los resultados de búsqueda.
  • Suminístrale a tu audiencia información rápida y confianza.
  • Teóricamente se pueden obtener de manera más fácil que las palabras clave de dificultad alta.

Listo para usar tus palabras clave de baja competencia

Con todas estas recomendaciones, ya puedes encontrar las palabras claves que no tienen tanta demanda y que pueden ser efectivas para posicionarte. Ten en cuenta que al inicio esto es lo más recomendable, porque si usas keywords muy competitivas, será casi imposible obtener un buen lugar en los buscadores.

Más adelante, cuando tu empresa tenga mayor visibilidad y reconocimiento por parte de lo usuarios, puedes probar con otras palabras clave. La idea es que poco a poco vayas escalando para que estés al nivel de tuis competidores y te posiciones en tu industria.

Pero en caso que requieras de ayuda extra, en Axioma te la ofrecemos. Por eso, ponemos a tu disposición nuestro servicio de Branding SEO Off Page, mediante el cual puedes mejorar tu posicionamiento web de forma orgánica usando estrategias altamente eficaces.

Share this post